Empresas chilenas reportan sus consumos energéticos y avanzan en el camino a la sustentabilidad

-Por primera vez el sector privado debió hacer un reporte para implementar un Sistema de Gestión de Energía (SGE). Lo que podría significar una disminución de hasta un 40% las emisiones de CO2. 

La entrada en vigencia de la Ley de Eficiencia Energética, derivó en un hecho inédito en nuestro país: las empresas cuyo consumo de energía del año anterior haya sido igual o superior a 50 Tcal, debieron reportar sus consumos. Esta información fue entregada al Ministerio de Energía, quienes analizarán los antecedentes para luego publicar el listado de aquellas organizaciones que deberán implementar un Sistema de Gestión de Energía (SGE). 

Fernando Pinto, Gerente General de Asgreen, empresa que realiza asesorías en eficiencia energética señaló que lo relevante de un Sistema de Gestión de la Energía es que “genera un cambio a nivel organizacional, define roles y acciones claves en la gestión de la energía y ayuda a manejarla de manera sistemática y eficiente a lo largo del tiempo”. 

Pinto aseguró que esta iniciativa ayudará a avanzar en un cambio cultural sobre el buen uso de la energía. “Hoy las empresas han comprendido que la eficiencia energética tiene múltiples beneficios: genera ahorros, mejora el rendimiento, disminuye el impacto ambiental, también ayuda a acelerar la transición de las empresas a un modelo sostenible y baja en carbono”, comentó. 

El Gerente General de Asgreen, agregó que otro de los aspectos positivos de esta medida es que ayudará a robustecer el Balance Energético Nacional (BNE). Se trata de un informe que busca recopilar todas las transacciones de energía en el país dentro de un año, con el fin de caracterizar la producción, venta, y consumo energético nacional. “Con esta medida se proporcionarán datos más completos, robustos y que permitirán visualizar de mejor manera el uso y distribución de la energía en nuestro país”, explicó. 

Según mencionó “el BNE tiene por objetivo facilitar la visualización del desempeño energético de una región geográfica determinada lo que permite ajustar la política energética y poder tomar las mejores decisiones en torno al uso y gestión de la energía”. 

Sin embargo, señaló que una de las limitaciones que existe al respecto es que “hoy las empresas no llevan registro, control o gestión de este activo y solo lo consideran como un gasto dentro del presupuesto. Una situación que tiene que cambiar”. 

En este ámbito sostuvo que es importante que los grandes consumidores de energía cuenten con especialistas que puedan orientarlos en este camino. “En Asgreen, a través de un diagnóstico o auditoría energética podemos obtener una radiografía del rendimiento y comportamiento energético de las empresas, esto ayuda a detectar oportunidades y concretar un plan de acción. Nuestro rol es lograr que las organizaciones visualicen la energía como un activo gestionable, lo que permite ahorros económicos y reducir la Huella de Carbono”. 

Finalmente destacó que estas iniciativas ayudan a reducir el impacto a nivel nacional y se establece un mayor compromiso con la sostenibilidad del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.