Qué esperar durante la implementación de un SGE basado en ISO 50.001

Posted on  by asgreen

En el escenario actual de nuestro país y el mundo, la sustentabilidad al fin se está tomando el escenario con el protagonismo que merece. Gracias a ello, desde Asgreen vemos que los temas que venimos relevando desde hace más de 10 años están en este momento en el centro de la conversación.

Palabras y frases como eficiencia energética, eficiencia hídrica, sustentabilidad,  triple impacto y circularidad forman ya parte de las prioridades que las empresas tienen en cuenta para tomar decisiones en el día a día y también en su estrategia a largo plazo.

Por ese motivo, queremos aprovechar hoy más que nunca nuestro espacio de comunicación para profundizar en estos temas, aclarando conceptos y sobre todo expectativas.

Siempre se habla e insiste en  las consecuencias y ventajas de implementar sistemas de gestión de la energía basados en ISO 50.001, pero poco se escucha sobre la realidad que implica este proceso, tanto para la empresa que se certificará, como para la empresa consultora que lo acompañará.

Porque no se trata solamente de apretar un botón y poner en marcha el sistema, sino que son necesarias ciertas condiciones y acciones para llevar a cabo la implementación.

PREPARACIÓN

La primera de ellas es el total compromiso de la organización con el proceso. Esto se demuestra de manera palpable en tres acciones imprescindibles en la fase inicial:

  1. La creación o actualización de la política energética de la empresa.
  2. La designación de un equipo multidisciplinario dentro de la organización, para actuar como contraparte del consultor, y
  3. La asignación de recursos acordes con el proceso, poniendo a disposición toda la información necesaria.

ACCIÓN CONJUNTA

En segunda instancia, durante la fase en la que se lleva a cabo la creación de los documentos que son requisitos estructurales del sistema de gestión y las bases, la disponibilidad de información y tiempo por parte del equipo de la empresa y el consultor son clave, ya que deberán trabajar en sincronía: el asesor/consultor por su parte guía y propone, y el equipo designado por la organización debe revisar, modificar y aprobar (incluida la aprobación del gerente general) dichos documentos.

En segunda instancia está la fase en la que se lleva a cabo la planificación energética. Durante esta etapa se define la línea base y los indicadores que permiten el seguimiento del desempeño energético y se lleva a cabo la construcción de documentos que son requisitos estructurales del SGE.

Los roles del consultor y de la organización son clave, porque por un lado, el consultor es el experto en procesos, en uso y consumo de energía y en identificar los factores que influyen sobre el comportamiento energético de la empresa.

Por otro lado, además de poner a disposición del consultor la información necesaria, los recursos humanos y el tiempo necesario para reuniones y visitas a terreno, la empresa aporta con el conocimiento y experiencia en su propio negocio, sus procedimientos y cultura corporativa, factores que servirán para integrar el sistema de gestión a su quehacer diario.

Ambos equipos deberán trabajar en sincronía, el consultor guiando, levantando la información y haciendo mediciones, y la organización revisando, modificando y aprobando los documentos.

En esta fase es clave contar con la participación y el involucramiento total de  todo el equipo de gestión energética, pues este último deberá conocer a fondo y apropiarse del SGE, para así tener todas las herramientas y conocimientos necesarios para enfrentar el proceso de auditoría externa y certificación ISO 50.001.

BENEFICIOS Y MEJORA CONTINUA

Posterior a la implementación y certificación, no podemos perder de vista que se trata de un sistema de mejora continua. Es por eso que el equipo de SGE así como el gerente general, deben revisar y actualizar de manera constante el desempeño energético, haciendo ajustes y mejoras, y designando nuevas metas energéticas, siempre con miras a mejorar.

Ahora que ya sabes qué esperar y qué se espera de una organización en el proceso de implementación de un SGE basado en ISO 50.0001, piérdele el miedo! La convocatoria de la Agencia de Sostenibilidad Energética para financiar este tipo proyectos todavía permanece abierta hasta el 20 de diciembre, puedes verla en este link .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.