Necesitamos eficiencia hídrica

La disponibilidad de agua en nuestro país se ha puesto a prueba en los últimos 5 años, pero en especial desde que comenzó la pandemia, por un lado, debido a los periodos de sequía cada vez más extendidos que hemos vivido en Chile, y por otro, debido a la exigencia por el aumento en la demanda y la presión por optimizar los rendimientos del campo para producir alimentos.

En este contexto, el manejo eficaz de los recursos hídricos se ha convertido en una prioridad para instituciones gubernamentales, agricultores, industria y usuarios del agua en general.

Específicamente, el progresivo incremento de la demanda de agua para diferentes usos se traduce normalmente en un aumento extractivo de este recurso desde las fuentes naturales, tanto superficiales como subterráneas. No podemos perder de vista que estamos hablando de un recurso natural limitado en nuestro planeta y por lo tanto es necesario gestionar el que está disponible y al mismo tiempo tratar de incrementarlo, asegurando su sustentabilidad y cuidado del medio ambiente.

La eficiencia hídrica toma un papel relevante y del que venimos escuchando cada vez más, pero ¿qué es la eficiencia hídrica? Acá te lo decimos.

La eficiencia hídrica es la aplicación de una serie de medidas que den como resultado el uso racional del agua, garantizando 3 aspectos esenciales:

  1. El uso sostenible, sobre todo en el uso económico (agricultura, industria, minería, etc).
  2. Proteger y recuperar su calidad, tanto para uso humano, como a nivel de ecosistemas naturales.
  3. Evitar que la falta de agua sea un freno para el desarrollo social y al mismo tiempo garantizar este recurso para las generaciones futuras. Sin agua, no hay vida.

Estas medidas pueden ser agrupadas a su vez en 3 tipos de soluciones:

  1. De carácter general: tienen como objetivo la reducción del consumo a través del uso eficiente y racional del agua. En este sentido, son importantes las medidas de reducción de consumo urbano y doméstico, industrial y agrícola.
  2. De carácter técnico: tienen como objetivo regular, mantener y distribuir los recursos hídricos disponibles, incrementar el reciclaje y la reutilización del agua. Aquí entran los sistemas de gestión hídrica.
  3. De carácter político: tiene por objetivo lograr acuerdos y compromisos necesarios para la conservación y gestión adecuada del recurso hídrico. En esta categoría estamos hablando de las medidas gubernamentales (leyes y disposiciones) para la regulación en el uso del recurso. Un ejemplo de esto, se ve plasmado en los esfuerzos de la Dirección General de Aguas por regular el uso de agua a través de su sistema de Monitoreo de Extracciones Efectivas.

Como parte de nuestro compromiso inquebrantable con la sustentabilidad y la innovación, en Asgreen diseñamos e implementamos Sistemas de Gestión Hídrica para empresas de cualquier tamaño que deseen medir y mejorar su huella hídrica. Si deseas más información sobre este servicio, contacta a Fernando Pinto al correo fernando.pinto@asgreen.cl o llena nuestro formulario de contacto y nosotros nos pondremos en contacto contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *