Ley de Eficiencia Energética: ¿En serio, vamos a esperar a que se promulgue para empezar? 

El pasado 5 de marzo y en el marco del día mundial de la Eficiencia Energética, La Cámara de Diputados despachó el proyecto de Ley de Eficiencia Energética que busca promover la gestión de energía en grandes consumidores para disminuir el consumo energético de los actores principales de los rubros minero, forestal, agrícola, químico y de la construcción, entre otros.

La nueva ley, una vez promulgada, exigirá que las empresas con altos consumos de energía (50 teracalorías) implementen un Sistema de Gestión de la Energía para optimizar el uso de este recurso. Además, estas empresas deberán informar anualmente a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, el consumo de energía y el desempeño de los sistemas de gestión adoptados.

En un futuro, y ya con la Ley en vigencia, estos grandes consumidores terminarán traspasando la exigencia a sus proveedores y estos se verán obligados, no por ley, sino que por requerimiento de sus clientes, a sumarse de una u otra forma a la Eficiencia Energética.

El proyecto de Ley de Eficiencia Energética (de acuerdo al Boletín Nº 12.058-08), establece que según la Política Energética 2050 existe en Chile la necesidad de un marco regulatorio en Eficiencia Energética (EE) para afrontar los desafíos en materia energética: (entre otros) que para el 2035 el 10% de los grandes consumidores de energía industrial (Minería y Transporte) deben tener activos sus sistemas de gestión de la energía y deben tener implementadas las medidas de mejora de eficiencia energética. Así mismo, para el 2050, las edificaciones nuevas deben contar con estándares OCDE de construcción eficiente y sistemas de control y gestión inteligente de la energía, y que el 100% de los artefactos y equipos que se venden en el mercado, sean equipos enérgicamente eficientes.

Hasta aquí, todo muy bien. Todo es mejorable, pero más vale hecho que perfecto. El problema es que esta ley ya lleva demasiado tiempo en el tintero, y con los acontecimientos desarrollados a raíz de la crisis sanitaria por el COVID-19, no sabemos cuánto tiempo más pasará para que la Ley se promulgue.

¿Vamos a esperar a que sea obligatorio hacerlo, para empezar?

La respuesta a esa pregunta, de todas maneras es NO. No hay motivos para esperar y sí muchos para comenzar a fomentar la EE en todos los ámbitos.

  • Porque los ahorros potenciales en energía y combustibles están en el promedio de 20% y son sostenibles en el tiempo.
  • Porque las inversiones en SGE se recuperan dentro del primer año posterior a la implementación, gracias a los primeros ahorros que se generan.
  • Porque la responsabilidad para con el medio ambiente la tenemos, haya o no haya ley que lo decrete.
  • Porque queremos una actividad industrial más sustentable y amigable con el medio ambiente.
  • Porque los clientes y consumidores ya comenzaron a medir a las empresas no solo por la calidad de sus productos o servicios, sino por sus políticas de sustentabilidad. Y es ahora mismo cuando se están dando cuenta del poder que tienen, como consumidores, para cambiar el destino de las empresas.
  • Porque si el ahorro económico no es suficiente incentivo, lo es el bienestar de nuestras familias y de nuestros trabajadores, y el de los ecosistemas que rodean nuestra actividad productiva.

Entonces, ¿cuál es el siguiente paso para las empresas?

El primer paso es no esperar a que la ley sea promulgada para preocuparnos de hacer eficiencia energética. Este paso hay que darlo y darlo con fuerza, no esperar una vez más a que vengan a imponer la ley del garrote.

Es prioritario diseñar e implementar Sistemas de Gestión de la Energía en todas las empresas consumidoras de este recurso, medianas y pequeñas, y posteriormente poner en marcha un plan de implementación de mejoras, no solo para lograr ahorros económicos, sino para aumentar la sustentabilidad de la producción, reducir las emisiones de GEI y la contaminación del aire, y finalmente, lograr la seguridad energética a través de menores importaciones de combustibles fósiles.

No esperemos más. Es necesario, prioritario y ético actuar ahora.

En Asgreen ofrecemos varios servicios ligados directamente a la asesoría en Eficiencia Energética y a la implementación de un SGE. Para saber más sobre estos servicios, ingresa en este link

Si quieres que uno de nuestros especialistas te contacte, envía un correo a fernando.pinto@asgreen.cl o llenan el formulario de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *