Gestión Energética: vía hacia el desarrollo sustentable

Con la reciente aprobación de la Ley de Eficiencia Energética y su inminente ––aunque todavía sin fecha–– promulgación, se hace necesario dar los primeros pasos en Gestión Energética en todas las empresas de mediano y gran tamaño.

La Ley de Eficiencia Energética fue despachada el pasado 5 de marzo de este año y está en espera de ser promulgada. Es hora de poner en marcha las ruedas que llevarán a las empresas de productos y servicios a cumplir con esta ley, pero antes, es necesario que entendamos su significado e importancia.

En resumidas cuentas, la Eficiencia Energética (EE) son las acciones que permiten optimizar la relación entre la cantidad de energía consumida y los productos o servicios obtenidos a partir de ella. Dicho de otra forma, son las acciones que se llevan a cabo para consumir menos energía sin que esto afecte la producción, la calidad de los productos o servicios ni las condiciones de confort en el lugar de trabajo.

La EE es el mayor y más importante recurso energético de un país y tiene múltiples beneficios, como mayor seguridad energética y operacional, mayor productividad, sustentabilidad, mejores condiciones para la salud y bienestar para las personas, entre otros.

Dada la importancia que tiene la EE, no solo para la productividad de Chile, sino para el medio ambiente de nuestro planeta, es necesario poner atención a las acciones necesarias para lograrla. En nuestro país, ya durante los últimos años las empresas vienen haciendo esfuerzos para alcanzar la EE en su producción, sin embargo, hasta ahora solo algunas han llegado a la meta y han logrado mantener los resultados. ¿Por qué? Porque existe una gran diferencia entre hacer actividades aisladas y hacerlo de manera sistemática, a través de un método estandarizado, es decir, a través de un Sistema de Gestión de la Energía.

Sin gestión de la energía

 

Con gestión de la energía

Un sistema de gestión de la energía (SGE) involucra aspectos tanto técnicos como normativos y busca concentrar y sistematizar los esfuerzos de la organización para mejorar su gestión energética por medio de la mejora continua, estandarizando procedimientos y procesos para hacerlos reconocibles y auditables a nivel mundial. 

Sistema de Gestión de la Energía

Entre los beneficios para la empresa, es importante destacar dos puntos:

    1. Las empresas que han invertido en la implementación de un SGE recuperan la inversión dentro del primer año post implementación gracias a los primeros ahorros que genera el control operacional.
    2. El potencial de ahorro promedio en las empresas en Chile es del 20%, lo cual se debería alcanzar entre los 3 y 5 años después de la implementación (como lo muestra el gráfico de la derecha “Con Gestión de la Energía”) y este ahorro es sostenible en el tiempo.

En Asgreen ofrecemos varios servicios ligados directamente a la asesoría en Eficiencia Energética y a la implementación de un SGE, incluyendo los pasos previos y posteriores a este.

Si deseas saber más sobre estos servicios, ingresa en este link

Si quieres que uno de nuestros especialistas te contacte, envía un correo a fernando.pinto@asgreen.cl o llena el formulario de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *