Guía práctica para una navidad sustentable y más circular

     Las vitrinas de las tiendas comerciales ya nos recuerdan que estamos ad portas de la época navideña y con ello es inevitable comenzar a pensar en las fiestas de fin de año, los regalos y la cena navideña, junto con los deseos de buena voluntad, paz en el mundo y propósitos para el próximo año.

Con el comienzo de esta época, es inevitable para nosotros pensar en la cantidad de desechos y basura que se genera producto de un acto tan simple y noble como querer expresar nuestro aprecio y amor a través de un regalo. Cientos de papeles, cintas, empaques, en su mayoría plásticos, y otras tantas cosas  que terminarán más temprano que tarde en el tarro de la basura, transformando nuestras buenas intenciones en un serio problema para el planeta.

Por eso y porque sabemos que a veces es difícil tomar una decisión consciente, hemos preparado esta guía práctica para una navidad más sustentable. La idea es que cada uno, en la medida de lo posible, tome opciones que no solo expresen amor por los demás, sino por nuestro planeta.

Para hacer la guía nos fijamos en los principios de la economía circular, en caso de duda, solo tienen que hacerse las siguientes preguntas:

¿Puedo darle otro uso a futuro?

¿Es de un proveedor local?

¿Si es desechable, lo puedo reciclar?

¿Se puede reparar en caso de fallo por uso?

¿Tiene poco empaque o este es reciclable?

¿Tiene sello de comercio justo?

¿El proveedor tiene algún programa de reciclaje de sus productos?

¿Está fabricado con ingredientes naturales no tóxicos?

Si al menos la respuesta a una de estas preguntas es , ¡Adelante, elígelo!

GUÍA DE COMPRAS NAVIDEÑAS

    • Preferir regalos hechos de materiales nobles, como madera, papel, cartón.
    • Evita los juguetes de plástico delgado o quebradizo, estos juguetes se rompen fácilmente y terminan  pronto en el tarro de la basura.
    • Regala productos hechos por artesanos locales, no solo estarás apoyando el trabajo de un emprendedor, sino que además estarás consumiendo productos con menos huella de carbono al ser de fabricación local.
    • Compra los productos para tu cena en la feria o con productores locales. En todas las ciudades hay una floreciente comunidad de emprendedores gastronómicos, que en su mayoría practican el comercio justo.
    • Para los más pequeños elige juguetes durables y de buena calidad. Una vez que los niños crezcan, puedes donarlos o venderlos de segunda mano.
    • Tarjetas de regalo virtuales (evitemos el plástico y el papel) con experiencias únicas para los más grandes, por ejemplo: manicure, corte de pelo, masaje, fin de semana de excursión, un curso de cocina, suscripciones, etc.
    • Las plantas son un excelente regalo que además alegra cualquier ambiente. Prefiere siempre las que son autóctonas o de bajo consumo de agua.
    • Envuelve tus regalos en papel reciclado, compostable o en último caso en un papel más rústico y con menos tratamiento químicos. También puedes usar diarios viejos o revistas e incluso bolsitas de regalo que la persona pueda reutilizar a futuro.
    • Aprovecha de esparcir el espíritu sustentable regalando artículos que eviten desechos, como bombillas de acero inoxidable, botellas para líquidos, vasos térmicos, set de cubiertos de bamboo,, etc.
    • Para evitar árboles navideños de plástico, puedes comprar un arbusto tipo pino, que pueda crecer en una maceta dentro de la casa y adornarlo cada navidad.
  • Si aún prefieres el árbol de navidad de plástico (por comodidad, por práctico o por la razón que tengas, está bien, es decisión de cada uno), ponlo en un lugar donde no le de el sol en forma directa, de esta forma el plástico no se quema y te durará muchos años. Cuando lo desarmes guárdalo en una bolsa hermética hasta el próximo año. 

¿Tienes más ideas de regalos sustentables o quieres agregar tu emprendimiento en esta lista? Déjanos un comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *